Con sentido Humano

Con…Sentido Humano Conducido y producido por el periodista Marco Antonio Gómez Pérez, con 35 años de experiencia en medios de comunicación.

Es una emisión radial multitemática donde la ciencia, el espíritu, las creencias en la superación y progreso de los humanos y de otros seres con los que compartimos la Tierra, tienen cabida porque son parte esencial de la naturaleza humana.

Comenta sobre la sabiduría milenaria y centenaria de muchas etnias y culturas, porque son de utilidad mayor de orientación en esta época convulsionada por las enormes diferencias sociales, políticas, económicas y culturales.

También se habla sobre la posibilidad se ser visitados ancestralmente y en la actualidad por entidades espaciales no humanas, de cómo compartimos el mundo con seres elementales de la naturaleza, la muerte, vida después de la vida, y de todo tema que involucra o sea de interés general para la humanidad.

Esto y más es Con…Sentido Humano.

Podcasts.

Nombre Reproducir Duración
PG_consentidohumano_20150519_1000
57:02 min
PG_consentidohumano_20150526_1000
59:20 min
PG_consentidohumano_20150602_1000
1:00:04 min
PG_consentidohumano_20150609_1000
58:34 min

Última modificación: Martes, 29 Agosto 2017 16:05
Debes iniciar sesión para enviar comentarios

Estadísticas de visitas

796981
TodayToday182
YesterdayYesterday500
This_WeekThis_Week867
This_MonthThis_Month10193
All_DaysAll_Days796981

Lectura

*Lunes, 18 de Septiembre 2017*

La imaginación puede perturbarnos mucho en la oración porque nos lleva a todas partes y nos distrae. Pero no hay que luchar contra ella, porque es peor. Es mejor apartar dulcemente las imágenes interiores y dejarlas pasar, volviendo suavemente a la presencia del Señor. Pero también podemos pedirle al Espíritu Santo que sane y ordene nuestra imaginación para que nos ayude a orar. 

La imaginación es algo bueno y precioso si se la entregamos al Espíritu Santo. Entonces, podemos imaginar las manos de Jesús que acarician, o sus brazos que sostienen, o sus ojos que miran con serena ternura, o simplemente su rostro, su figura que nos invita a un abrazo, o a descansar a su lado. Estas son buenas maneras de introducirnos en su presencia. 

En ese encuentro, es posible que imaginemos que él abre su pecho y derrama en nosotros ese manantial de fuego que es el Espíritu Santo.Así, el Espíritu Santo puede ayudamos con su luz, para que aprendamos a utilizar nuestra imaginación con habilidad y creatividad, de manera que sea nuestra aliada en la oración, y no nuestra enemiga.

*Mons.*
*Víctor Manuel Fernández.*